Skip to Content

Los adultos también necesitan vacunarse

Vacunación La necesidad de vacunarse no termina al hacerse adulto. Vacúnese para protegerse y proteger a sus seres queridos de enfermedades graves.

Independientemente de la edad, todos necesitamos las vacunas para que protejan contra enfermedades
graves y, a veces, mortales. La protección de las vacunas que recibió cuando era niño puede desaparecer con el tiempo, y ahora hay más vacunas disponibles.

Averigue qué vacunas necesita:

Las vacunas específicas que necesita como adulto se determinan según su edad, trabajo, estilo de vida, las afecciones que tenga, los lugares de destino a donde viaje y las vacunas que haya recibido en el pasado.

A lo largo de la vida adulta, se recomiendan vacunas para proteger contra las siguientes enfermedades:

    •    Influenza (gripe) estacional (para todos los adultos)
    •    Tosferina (pertussis) (para todos los adultos que no hayan recibido antes la vacuna Tdap y para las mujeres en cada embarazo)
    •    Tétanos y difteria (cada 10 años después de la vacuna Tdap)
    •    Culebrilla (para los adultos mayores de 50 años)
    •    Enfermedad neumocócica (para los adultos de 65 años y mayores, y los de menos de 65 que tengan determinadas afecciones o fumen cigarrillos)

Otras vacunas que podría necesitar incluyen aquellas que protegen contra el virus del papiloma humano (que puede causar ciertos cánceres), la enfermedad meningocócica, la hepatitis B, la hepatitis A, la varicela, el sarampión, las paperas y la rubéola.

Vacunarse

La vacunación es una de las formas más seguras de proteger su salud. Los efectos secundarios de las vacunas generalmente son leves y desaparecen solos. Es muy raro que se produzcan efectos secundarios graves.

Los adultos pueden vacunarse en los consultorios médicos, las farmacias, el lugar de trabajo, los centros de salud comunitarios, los departamentos de salud y otros lugares.

Referencia: https://www.cdc.gov/spanish/especialesCDC/VacunasAdultos/
Back to top