Skip to Content

Los beneficios de caminar vs correr

Caminar vs correr A pesar de que son muchos los beneficios de salir a correr, algunos estudios realizados en los últimos años alertan también de los riesgos que puede conllevar y proponen caminar como alternativa para muchas de estas personas.

Beneficios de caminar

Andar es para muchos expertos la mejor opción si se trata de mejorar la salud en general y conseguir una mayor longevidad. Algunos estudios presentados en la Sociedad Europea de Cardiología indican que las personas que realizan de 1 a 2.5 horas de actividad andando o trotando suavemente pueden ver reducida su mortalidad en un 25%.

Algunos de los principales beneficios para la salud de caminar o trotar son, entre otros, la disminución de los riesgos de padecer: hipertensión, diabetes, colesterol y enfermedades cardíacas.

Además, caminar ayuda al cuerpo a quemar calorías y por tanto puede ser un aliado para la pérdida de peso. Al mismo tiempo, ayuda a fortalecer los músculos de las piernas y abdominales y mejora el sistema cardiovascular en general.

Andar a un ritmo ligero previene también la pérdida de masa ósea y muscular que ocurre a menudo con la edad. Una buena rutina puede ser hacer 30 minutos de paseo a buen ritmo a diario, combinado con un par de sesiones de entrenamiento de fuerza.

Beneficios de correr

Correr tiene todos los beneficios de andar o trotar, pero puede también conllevar algunos riesgos que debemos tener en cuenta. En primer lugar, correr puede resultar más duro para el corazón.

Algunos estudios como el mencionado anteriormente, indican que correr todos los días a un ritmo superior a los 15 km/h puede ser tan malo para la salud como una vida sedentaria. De hecho, parece que correr más de 40 km a la semana a un ritmo alto no presenta ningún beneficio para reducir la mortalidad de las personas. Esto sucede porque nuestro cuerpo no está diseñado para mantener un ejercicio que requiere mucho esfuerzo durante mucho tiempo.

El problema es mayor cuando la persona comienza a hacer deporte de manera agresiva, sin llevar a cabo una rutina de entrenamientos que permita al cuerpo adaptarse a los esfuerzos progresivamente.

A su favor, correr puede ser mejor si se trata de perder peso, pudiendo quemar hasta el doble de calorías que caminar o trotar. Además, se ha demostrado que correr reduce el apetito y por tanto el consumo posterior de calorías.

Entonces, ¿Qué es mejor, correr o caminar?

Posiblemente no existe una única respuesta para esa pregunta. En general dependerá de tu meta.

Correr puede ser mejor para bajar peso de forma más rápida, si lo practicas como deporte, o quizás para socializar.

Andar o caminar puede ser más apropiado si simplemente quieres mejorar tu calidad de vida, perder peso sin prisa y tu salud en general.

En cualquier caso, es muy importante conocer los límites de tu propio cuerpo y no forzarlo en exceso, calentando previamente y haciendo una transición adecuada al reposo; así como seguir un control médico periódico para evitar sorpresas desagradables.
Back to top