Skip to Content

Lo que debes saber del cáncer del seno y de ovarios

Cáncer cervical

Algunos tumores de mama están genéticamente más cerca del cáncer de ovario, que de otras variedades de cáncer de mama.

¿Sabías que un amplio análisis publicado en el último número de la revista 'Nature' ha permitido identificar algunas de las características comunes de ambas enfermedades, lo que a la larga podría resultar en una mayor variedad de opciones de tratamiento?

Gracias a seis (6) tecnologías diferentes, científicos del 'Atlas Genoma del Cáncer' han secuenciado muestras de 825 mujeres para definir con precisión casi matemática los cuatro (4) subtipos en los que pueden agruparse todos los casos que se diagnostican (nada menos que 1.3 millones al año en el mundo).

El cáncer ovárico es un tipo de cáncer que comienza en los ovarios, los órganos reproductores femeninos que producen los óvulos. Es el quinto (5to) cáncer más común entre las mujeres. Provoca más muertes que cualquier otro cáncer del aparato reproductor femenino. La causa del cáncer ovárico se desconoce.

El riesgo de sufrir cáncer ovárico incluye cualquiera de los siguientes factores:

  • Las mujeres con antecedentes personales de cáncer de mama o antecedentes familiares de cáncer de mama o cáncer de ovarios tienen un mayor riesgo de sufrir este tipo de cáncer debido a anomalías en los genes BRCA1 o BRCA2.
  • Cuantos menos hijos tenga una mujer y cuanto más tarde en su vida dé a luz, más alto será el riesgo de presentar este tipo de cáncer.
  • Las mujeres que toman estrogenoterapia solamente (no con progesterona) durante 5 años o más pueden tener un riesgo más alto de cáncer ovárico.
    • Sin embargo, las pastillas anticonceptivas disminuyen el riesgo de este cáncer. Los fármacos para la fertilidad probablemente no incrementan el riesgo de cáncer ovárico.
  • La mayoría de los cánceres de mama y de ovario se presentan en mujeres después de los 50 años. En el caso de las muertes por este tipo de cáncer se presentan en mujeres de 55 años en adelante.

Síntomas

Los síntomas de cáncer ovárico son con frecuencia vagos y tanto las mujeres como los médicos generalmente se los atribuyen a otras afecciones más comunes. Cuando el cáncer se diagnostica, el tumor a menudo se ha diseminado más allá de los ovarios.

Es de suma importancia que acudas a un médico con gran prontitud si tienes los siguientes síntomas diariamente durante más de unas pocas semanas:

  • Distensión o hinchazón del área abdominal.
  • Dificultad para comer o sentirse lleno rápidamente (saciedad temprana).
  • Dolor pélvico o abdominal bajo.
    • La zona puede sentirse "pesada" (pesadez pélvica).

Otros síntomas también son posibles con el cáncer ovárico. Sin embargo, estos síntomas son igualmente comunes en mujeres que no tienen cáncer:

  • Ciclos menstruales anormales o sangrado vaginal que ocurre entre periodos.
  • Síntomas digestivos como falta de apetito, indigestión, náuseas y vómitos, estreñimiento, y aumento de gases.
  • Dolor de espalda por razones desconocidas que empeora con el tiempo.
  • Pérdida o aumento de peso.
  • Ganas repentinas de orinar.

Pruebas y Exámenes

Un examen físico con frecuencia es normal. Con el cáncer ovárico avanzado, el médico puede encontrar un abdomen hinchado con frecuencia debido a la acumulación de líquido (llamado ascitis). Un examen de la pelvis puede revelar una masa abdominal o en el ovario. Un examen de sangre para CA-125 no se considera una buena prueba de detección de cáncer ovárico. Sin embargo, se puede hacer si una mujer:

  • Tiene síntomas de este tipo de cáncer.
  • Ya le han diagnosticado el cáncer para determinar qué tan bien está funcionando el tratamiento.
  • Química sanguínea y hemograma completos.
  • Prueba de embarazo (GCH en suero).
  • Tomografía computarizada o resonancia magnética de la pelvis o del abdomen.
  • Ecografía de la pelvis.

Con frecuencia se hace una cirugía como una laparoscopia pélvica o laparotomía exploratoria para encontrar la causa de los síntomas. Se hará una biopsia para ayudar a hacer el diagnóstico. Ningún examen imagenológico ni de laboratorio alguna vez ha demostrado que pueda detectar o diagnosticar el cáncer ovárico en sus etapas iniciales, así que no se recomienda ninguna prueba de detección estándar en este momento.

Tratamiento

La cirugía se utiliza para tratar todas las fases del cáncer ovárico. Para los estadios iniciales, la cirugía puede ser el único tratamiento. La cirugía puede implicar la extirpación de ambos ovarios y las trompas de Falopio, el útero u otras estructuras en el abdomen o la pelvis. La quimioterapia se utiliza después de la cirugía para tratar cualquier cáncer remanente. También se puede emplear si el cáncer reaparece (recaída). La quimioterapia puede ser aplicada de manera intravenosa (a través de IV). O puede ser inyectada directamente en la cavidad abdominal (intraperitoneal o IP). La radioterapia rara vez se usa para tratar el cáncer ovárico en los Estados Unidos.

Recomendaciones

  • Si eres una mujer de 40 años de edad o más y recientemente no te has realizado un examen pélvico, consulta con tu médico.
  • Los exámenes pélvicos de rutina se recomiendan para todas las mujeres de 20 años o más de edad.
  • Solicita una cita con tu proveedor de atención médica si tienes síntomas de cáncer ovárico.

Fuente del contenido: Cáncer Ovárico MedlinePlus Enciclopedia Médica

Back to top