Skip to Content

Cada semana fallecen 12 menores de 35 años como resultado de una enfermedad cardiaca no diagnosticada

La escena de John Marshall, un futbolista sano de 16 años, desplomándose sobre el césped en 1995 justo el día antes de ser fichado por un club de primera división, conmocionó a la sociedad.

Cardiac Risk in the Young (CRY) cobró protagonismo entonces en Reino Unido y se convirtió en la voz de muchas familias a la hora de informar y sensibilizar a la sociedad acerca de la importancia de la muerte súbita por enfermedad cardiaca. En Reino Unido, dicha enfermedad afecta anualmente a cerca de 600 jóvenes menores de 35 años, aproximadamente 12 a la semana.

“Crear conciencia acerca de las enfermedades genéticas que afectan a jóvenes, en apariencia sanos y saludables, sigue siendo, 20 años después, mi objetivo actual”. Así lo ha reconocido hoy en Madrid Alison Cox, fundadora y directora general de esta entidad, de referencia en Europa, en el acto de entrega de los PREMIOS SOCIALES 2014, que concede anualmente Fundación MAPFRE con el fin de distinguir a las personas o instituciones que han realizado actuaciones destacadas en beneficio de la sociedad en los ámbitos científico, cultural y social. 

S.M. La Reina Doña Sofía le ha entregado el Premio a la “Premio a la Mejor Iniciativa en Promoción de la Salud”, dotado con 30.000 euros, que reconoce la aportación relevante de esta institución cuya misión principal es identificar a personas jóvenes con cardiopatías latentes, apoyar a las personas a las que se ha detectado una cardiopatía con el fin de hacerse cargo de sus necesidades médicas, sociales, psicológicas y de duelo, y promover la investigación médica sobre las enfermedades que predisponen a la muerte súbita.  

En su discurso de agradecimiento, Allison Cox, madre de un chico al que con solo 18 años le diagnosticaron una peligrosa enfermedad de corazón, se ha referido a la importancia del reconocimiento proactivo, el que debe hacerse antes de que se presente cualquier síntoma, “la única manera de salvar vidas, ya que la mayoría de los jóvenes que fallecen repentinamente padecen la enfermedad sin saberlo. La muerte súbita es el primer síntoma”. 

En este sentido, ha destacado los buenos resultados de su programa de reconocimiento, el primero de “screening” para enfermedades que predisponen al fallecimiento por cardiopatías en jóvenes del Reino Unido y uno de los pocos existentes en el ámbito internacional a la hora de detectar anomalías cardiacas entre jóvenes de 14 y 35 años.   

De este innovador programa se han beneficiado durante las últimas dos décadas más de 70.000 personas, lo que ha permitido identificar a más de 200 personas con cardiopatías potencialmente mortales y ha proporcionado una investigación vital, reconocida mundialmente, que mejora los diagnósticos y salva muchas vidas de personas jóvenes.  

CRY, que financia su actividad únicamente a través de fondos que proceden de donaciones privadas, cuenta además con unidades que viajan por todo el país para realizar reconocimientos preventivos a todos los jóvenes interesados y ha creado un centro de patología cardiaca donde se realizan análisis exhaustivos para determinar la anomalía que causa la muerte. Conocer este dato con precisión es vital para examinar a los familiares directos y descubrir si alguno está aquejado por la misma dolencia. Dicha entidad ha reducido el tiempo de espera para el diagnóstico de dos años a dos semanas. 

“Me siento muy orgullosa de estar aquí, ha señalado Allison Cox, de recibir este premio en nombre de CRY y, en particular, en nombre de todas aquellas familias que han perdido a alguno de sus miembros y cuyo apoyo ha sido inestimable. Este premio no sólo refleja el trabajo de nuestro equipo y de los destacados investigadores y médicos que colaboran con nosotros, sino también de los cientos de familias que se han involucrado con CRY y que están dedicadas a la recaudación de fondos y la sensibilización sobre la muerte súbita cardíaca entre los jóvenes”.  

La ceremonia de entrega, celebrada en Madrid, ha contado además con la participación de Susana Camarero, Secretaria del Estado de Servicios Sociales e Igualdad; y Antonio Huertas, Presidente de Fundación MAPFRE. Al acto han asistido también destacadas personalidades del mundo social, cultural, político y empresarial. 

Para más información: www.salaprensa.fundacionmapfre.org 

Síguenos en @PrensaMAPFRE y te dejamos nuestros hashtag #premiosFMAPFRE

Back to top