Menú Principal

Cotiza y compra en línea tu seguro

341828~|mapfre~|COCHE-32~|

Calcular Seguro Auto

341828~|mapfre~|HOGAR-32~|

Calcular Seguro Propiedad

341828~|mapfre~|VIDA-Y-DECESOS-32~|

Calcular Seguro Vida

341828~|mapfre~|SETTINGS-32~|

Calcular Garantía Extendida

~|elegant-themes~|elegant-themes-icon~|

Calcular Seguro Viaje

Menú Principal
9 recomendaciones para una Buena Alimentación

Home > Planes Médicos > Artículos sobre Salud > 9 recomendaciones para una Buena Alimentación

9 recomendaciones para una Buena Alimentación

1- Incorporar a diario alimentos de todos los grupos y realizar al menos 30 minutos de actividad física – La recomendación incluye la realización de cuatro comidas diarias (desayuno, almuerzo, merienda y cena) en las que se deben incluir vegetales, frutas, legumbres, cereales, leche, yogur o queso, huevos, carnes y aceites. Las porciones deben ser moderadas, hay que comer tranquilo y en lo posible acompañado. Preferir alimentos preparados en casa en lugar de procesados. La actividad física puede ser moderada, continua o fraccionada todos los días para evitar el sedentarismo.

2- Tomar a diario ocho vasos de agua – Beber al menos dos litros de líquidos al día, sin azúcar, preferiblemente agua. No esperar a tener sed para hidratarse. Y usar agua segura para cocinar y lavar alimentos.

3- Consumir a diario cinco porciones de frutas y vegetales en variedad de tipos y colores – Una buena regla para incorporarlos: medio plato de vegetales en el almuerzo, medio en la cena y dos o tres frutas a lo largo del día. Optar por vegetales de estación (son más accesibles y de mejor calidad). El consumo de frutas y vegetales habitual disminuye el riesgo de padecer obesidad, diabetes, cáncer de colon y enfermedades cardiovasculares.

4- Reducir el uso de la sal y el consumo de alimentos con alto contenido de sodio – Cocinar sin sal y limitar el agregado en el plato. Tip: evitar el salero en la mesa. Se puede reemplazar por condimentos varios (pimienta, perejil, ají, pimentón, orégano, etc.). Los fiambres, embutidos y alimentos procesados (caldos, sopas y conservas) contienen elevada cantidad de sodio. Leer las etiquetas antes de comprar. Disminuir el consumo de sal ayuda a prevenir la hipertensión, las enfermedades vasculares y renales, entre otras.

5- Limitar el consumo de bebidas azucaradas y de alimentos con elevado contenido de grasas, azúcar y sal – Limitar el consumo de golosinas o dulces, productos de pastelería, bebidas azucaradas (y de azúcar agregada a las infusiones), manteca, margarina, grasa animal y crema. En caso de consumirlos, elegir porciones chicas. El exceso predispone a la obesidad, hipertensión, diabetes y enfermedades cardiovasculares, entre otras.

6- Consumir diariamente, leche, yogur o queso, preferiblemente descremado – Incluir tres porciones al día de leche, yogur o queso (preferiblemente blandos y con menor contenido de grasas y sal). Este grupo de alimentos es fuente calcio, necesario en todas las edades.

7- Al consumir carnes, quitarles la grasa visible, aumentar el consumo de pescado e incluir huevo – La porción de carne diaria equivale a la palma de la mano. Frecuencia semanal ideal: pescado, dos veces o más; otras carnes blancas, dos veces; y carnes rojas hasta tres veces. Cocinar bien, hasta que no queden partes rojas o rosadas para evitar enfermedades transmitidas por alimentos. Incluir hasta un huevo por día si no se consume la suficiente carne.

8- Consumir legumbres, cereales preferiblemente integrales, papa, batata, yuca o maíz – Las legumbres (arvejas, lentejas, soya, garbanzos, entre otros) y cereales (arroz integral, avena, maíz, trigo, cebada, centeno, etc.) son una buena alternativa para reemplazar la carne en algunos platos. Lavar bien la papa y la batata antes de la cocción y cocinarlas con cáscara.

9- Consumir aceite crudo como condimento, frutas secas o semillas – Utilizar dos cucharadas al día de aceite crudo. Optar por otras formas de cocción antes que la fritura. En lo posible, alternar de girasol, maíz, soya, girasol alto oleico, oliva y canola. Usar al menos una vez por semana un puñado de frutas secas sin salar (maní, nueces, almendras, avellanas, castañas, entre una gran variedad) o semillas (chía, girasol, sésamo, lino, entre otras).

En MAPFRE cada día promovemos estilos de vida saludables, porque nos preocupamos por tu salud…

Calcula tu seguro ahora

341828~|mapfre~|COCHE-32~|

Auto

341828~|mapfre~|SETTINGS-32~|

Garantía Extendida

341828~|mapfre~|VIDA-Y-DECESOS-32~|

Cáncer Protector

Paga

~|elegant-themes~|elegant-themes-icon~|5

Reclama

~|elegant-themes~|elegant-themes-icon~|5

Red de Proveedores Médicos

~|elegant-themes~|elegant-themes-icon~|5

Portales Web de Salud

~|elegant-themes~|elegant-themes-icon~|5

Coronavirus

~|elegant-themes~|elegant-themes-icon~|5
Lo que necesitas saber para proteger la visión

Lo que necesitas saber para proteger la visión

Cuidar la salud visual es de suma importancia en nuestras metas de cuidado general para prevención, manejo y control de enfermedades. Recuerde coordinar una cita próximamente si aun no lo ha hecho con su médico especialista oftalmólogo u optómetra.

leer más
La Depresión

La Depresión

Estar bien educado e informado sobre el tema de la depresión te ayudará a enfrentar las situaciones de tu diario vivir. Evalúa con tu médico cuál es la mejor alternativa de tratamiento para ti. Es importante continuar el tratamiento recomendado por el médico luego del diagnóstico.

leer más

Preguntas frecuentes

Consulta las preguntas frecuentes sobre seguros de Salud

Ver preguntas