Menú Principal

Cotiza y compra en línea tu seguro

362334~|mapfre~|COCHE-32~|

Calcular Seguro Auto

362334~|mapfre~|HOGAR-32~|

Calcular Seguro Propiedad

362334~|mapfre~|VIDA-Y-DECESOS-32~|

Calcular Seguro Vida

362334~|mapfre~|SETTINGS-32~|

Calcular Garantía Extendida

~|elegant-themes~|elegant-themes-icon~|

Calcular Seguro Viaje

Home > Planes Médicos > Artículos sobre Salud > Todo lo que debes saber sobre el dengue
Todo lo que debes saber sobre el dengue

Todo lo que debes saber sobre el dengue

¿Qué es el dengue clásico y el dengue hemorrágico?

El dengue clásico y el hemorrágico son enfermedades virales transmitidas a través de la picada de un mosquito infectado conocido como “Aedes aegypti”, es causada por cualquiera de cuatro virus estrechamente relacionados (DENV-1, DENV-2, DENV-3 ó DENV-4). Por lo tanto, una persona puede tener hasta cuatro enfermedades por dengue durante su vida. El mosquito hembra “Aedes Aegypti” es el principal transmisor o vector de los virus de dengue.

¿Cuál es el tratamiento para el dengue clásico y hemorrágico?

No hay medicamento específico para tratar la infección del dengue clásico. Las personas con dengue deben evitar los analgésicos que contengan aspirina y ácido acetil salicílico derivado de la aspirina ya que pueden desarrollar hemorragias (ej. Advil, Bayer, Motrin, Pepto Bismol y Sal de Eno entre otros). Sí puedes tomar medicamentos con acetaminofén. Es imprescindible acudir a la brevedad posible al médico, centro de salud o sala de emergencia más cercana, si sospechas que tienes dengue. En recomendaciones adicionales:

  • Toma mucho líquido para mantenerte hidratado.
  • Puedes tomar acetaminofén para aliviar el dolor muscular, de cabeza y la fiebre.
  • Descansa y visita al médico si aumentan y persisten los síntomas.

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad?

Los síntomas principales del dengue clásico son: fiebre alta, dolor de cabeza fuerte, dolor de espalda, dolor en las coyunturas, náusea y vómi-tos, dolor en los ojos y erupción de la piel. La erupción puede aparecer de 3 a 4 días después que comienza la fiebre y esparcirse por el torso, los brazos, piernas y cara. Generalmente, la enfermedad es más leve en niños menores de 5 años que en niños de mayor edad y adultos. El dengue hemorrágico se caracteriza por fiebre que dura de 2 a 7 días, y los síntomas son más severos y graves que en el dengue clásico.

Los síntomas pueden presentarse como una manifestación de otras enfermedades como: dolor estomacal severo, posibilidad de sangrado por boca (encías), oídos y nariz, pulso acelerado, palidez y sudoración. La etapa de manifestaciones hemorrágicas aumenta la posibilidad de que aparezcan hematomas y ocurra sangrado interno. Los capilares se hacen excesivamente permeables, lo que permite que se escape el suero (componente líquido de la sangre) fuera de los vasos sanguíneos. Esto puede producir un fallo del sistema circulatorio, y de no atenderlo puede ocasionar la muerte.

¿Cuál es el tratamiento para el dengue clásico y hemorrágico?

Como con el dengue clásico, no hay medicamento específico para el dengue hemorrágico. Sin embargo, puede tratarse efectivamente con terapia de reemplazo de líquidos si se hace un diagnóstico clínico temprano.

¿Qué podemos hacer para reducir el riesgo de adquirir el dengue?

Algunas recomendaciones para protegerte de la enfermedad son:

  • No existe vacuna para prevenir el dengue. La mejor medida de prevención es eliminar los lugares donde el mosquito pone sus huevos, principalmente los envases artificiales que acumulan agua. Además, los bebederos de animales y floreros deberán ser vaciados y lavados diariamente. Esto eliminará los huevos y larvas del mosquito y reducirá el número de mosquitos en el hogar. El uso de acondicionadores de aires y tela metálica en puertas y ventanas reduce el riesgo de ser picado por mosquitos en el interior de su hogar.
  • Mantén limpio el ambiente, los alrededores de tu casa comunidad.
  • Evita que se acumule agua en recipientes que sirvan como criaderos de mosquitos.
  • Abre las ventanas de la casa para que se mantenga ventilada y penetre el sol.
  • Verifica la tela metálica de las ventanas y puertas de tu casa y repara aquellas que estén dañadas.
  • Usa repelentes tanto corporales como ambientales. El repelente efectivo para la piel expuesta en adultos contiene 20% a 30% de “DEET” y en niños no debe ser una concentración mayor de un 5% a 7% de “DEET” permetrina, componente activo (N,N-diethyl-m-toluamida). Para evitar la inhalación, utilízalo en crema y no lo coloques en las manos, ya que pueden irritar los ojos y la boca.
  • Antes de acostarte rocía insecticida en habitaciones, “closet” y detrás de cortinas para evitar picadas de mosquitos.
  • El dengue es una enfermedad endémica (exclusiva de ese lugar o región) de Puerto Rico y países tropicales con una manifestación en pico durante los meses de agosto, septiembre y octubre. Por está razón recuerda diseñar y revisar todos los años el plan familiar de medidas preventivas para contrarrestar el riesgo de la infección por dengue.

Esta información se realiza con fines educativos y no pretende sustituir la consulta con tu médico o servicios de sala emergencia.

 

 

Calcula tu seguro ahora

362334~|mapfre~|COCHE-32~|

Auto

362334~|mapfre~|SETTINGS-32~|

Garantía Extendida

362334~|mapfre~|VIDA-Y-DECESOS-32~|

Cáncer Protector

Paga

~|elegant-themes~|elegant-themes-icon~|5

Reclama

~|elegant-themes~|elegant-themes-icon~|5

Red de Proveedores Médicos

~|elegant-themes~|elegant-themes-icon~|5

Portales Web de Salud

~|elegant-themes~|elegant-themes-icon~|5

Coronavirus

~|elegant-themes~|elegant-themes-icon~|5

Preguntas frecuentes

Consulta las preguntas frecuentes sobre seguros de Salud

Ver preguntas