Calcula el precio de tu seguro

Auto

Garantía Extendida

Cáncer Protector

Home > Fundación > Historia Pedro Juan González
Pedro J. González

Historia Pedro Juan González

Muchos accidentes de tránsito fatales ocurren cuando uno de los automóviles ni siquiera se encuentra transitando por una carretera. Así fue en el caso de Pedro Juan González. El 12 de enero de 2014 iba camino a su casa tras terminar su turno de trabajo en Carolina cuando uno de los neumáticos de su carro se vació. 

Pedro logró estacionarse en el área verde de la salida de emergencia a la altura del centro comercial Montehiedra. Pensó que allí, a unos 30 pies de la carretera, podía resolver la situación rápidamente y llegar por fin a su destino. 

“Me bajé con precaución. Cuando voy a sacar la goma de atrás para cambiarla, una muchacha me impacta. Me fui inconsciente por un buen rato. No me acuerdo de nada”, narra. 

Cuando Pedro despertó en la cama del hospital no sentía su pierna derecha. 

“Ese mismo día, cuando me levanto, me dicen que sufrí un desmembramiento de la pierna desde la rodilla. Mi rodilla estaba triturada y me iban a hacer una amputación”, cuenta. 

Tenía apenas 22 años y un hijo de cuatro. 

Pedro 1775

La noticia fue devastadora, pero él solo pensaba que quería vivir. Volver a jugar con su hijo; verlo crecer. Con esa actitud enfrentó el proceso de perder su pierna y las complicaciones que trajo. Se le infectó el injerto de piel que le pusieron en su herida, por lo que tuvo que pasar un mes en el hospital. Tras su primer mes en casa, aprendiendo a caminar con las muletas y esperando que pudieran colocarle la prótesis, lo atacó nuevamente una infección. Tuvo que someterse a otra cirugía que consistió en que los cirujanos le sacaran piel del muslo izquierdo y la colocaran en su pierna afectada. 

Tras casi un año en silla de ruedas y luego caminando con muletas, Pedro pudo recibir su prótesis. 

“Estaba contento por estar otra vez de pie, aunque fue difícil”, recuerda. 

Su caso fue reseñado en un programa de televisión y así recibió ayuda económica para poder costear un proceso terapéutico y una buena prótesis. El próximo paso en su recuperación fue crear la Fundación Pedrito, a través de la cual muestra su ejemplo de superación a otros que tienen que, como él, tienen que aprender a vivir sin una parte de su cuerpo. 

“A veces personas con dos extremidades son más impedidas que quien no tiene piernas porque su impedimento es mental, no físico. Para mí no hay impedimento porque he podido tocar más vidas que antes, ayudar a otras personas, llevar el mensaje de que se puede. De que lo que te propongas lo puedes hacer”, señala. 

Pedro 1814

Para Pedro es igualmente importante que la gente sepa que un accidente como el suyo puede pasarle a cualquiera. Y que al guiar hay que asumir la enorme responsabilidad que quizás, por lo cotidiano que es esta acción, no le damos la importancia que tiene. 

La conductora del auto que se accidentó con él, lamenta, iba ebria. 

“Tenemos que ser conscientes de que, si no estamos con nuestros cinco sentidos, no podemos guiar. El que bebe tiene que ir acompañado y pasar la llave. Esperar. Comer, bajar nota. Algo así”, alerta. 

Entre las funciones que ocupan el día a día de Pedro está su trabajo como coordinador de casos en una compañía puertorriqueña que fabrica prótesis. Esta es una labor que le satisface enormemente. 

“Soy acompañante y asesor en el proceso de las personas que son amputadas. Los motivo. Les hago ver que hay posibilidades y esa es mi satisfacción más grande”, destaca con la satisfacción de saber que en la mayoría de los casos, logra que la mentalidad de los pacientes cambie por completo; así como lo logró hacer él mismo. 

Historia Rubén Figueroa

Historia Rubén Figueroa

“En el elevado de Guayanilla hacia Ponce perdí el control”, cuenta el conductor, quien hoy tiene 43 años. Rubén siente que el día que sobrevivió el choque volvió a nacer. A los 19 años, Rubén Ismael Figueroa Pérez trabajaba en una compañía disquera. Como parte de sus labores, viajaba a varios pueblos de la Isla para llevar carteles.

leer más
Historia Oscar Carvajal

Historia Oscar Carvajal

“Esto era pa’ picarlo”, me dice el muchacho mirando su pierna izquierda que se ve deformada, con una cicatriz larga que la cruza. Está sentado en su silla de ruedas. Antes del accidente practicaba lucha, se ganaba la vida en su oficio de mecánico (por eso fue que su amigo lo llamó para ayudarlo).

leer más
Historia Camille Roldán y José Madera

Historia Camille Roldán y José Madera

Llevábamos apenas 15 minutos de paseo cuando cambié mi mirada, antes fija en el mar, hacia la carretera. Entonces, sentí que algo blanco, pesado y metálico venía hacia nosotros. El terror me invadió como si me hubiera tragado a una bestia.

leer más