Historia Rubén Figueroa

Historia Rubén Figueroa

“En el elevado de Guayanilla hacia Ponce perdí el control”, cuenta el conductor, quien hoy tiene 43 años. Rubén siente que el día que sobrevivió el choque volvió a nacer. A los 19 años, Rubén Ismael Figueroa Pérez trabajaba en una compañía disquera. Como parte de sus labores, viajaba a varios pueblos de la Isla para llevar carteles.

leer más
Historia Pedro Juan González

Historia Pedro Juan González

Muchos accidentes de tránsito fatales ocurren cuando uno de los automóviles ni siquiera se encuentra transitando por una carretera. Así fue en el caso de Pedro Juan González. El 12 de enero de 2014 iba camino a su casa tras terminar su turno de trabajo en Carolina cuando uno de los neumáticos de su carro se vació.

leer más
Historia Oscar Carvajal

Historia Oscar Carvajal

“Esto era pa’ picarlo”, me dice el muchacho mirando su pierna izquierda que se ve deformada, con una cicatriz larga que la cruza. Está sentado en su silla de ruedas. Antes del accidente practicaba lucha, se ganaba la vida en su oficio de mecánico (por eso fue que su amigo lo llamó para ayudarlo).

leer más
Historia Camille Roldán y José Madera

Historia Camille Roldán y José Madera

Llevábamos apenas 15 minutos de paseo cuando cambié mi mirada, antes fija en el mar, hacia la carretera. Entonces, sentí que algo blanco, pesado y metálico venía hacia nosotros. El terror me invadió como si me hubiera tragado a una bestia.

leer más
Historia Camille Rodríguez

Historia Camille Rodríguez

Quien la observa al pasar o recién la conoce no podría imaginar lo que la calle le quitó a Camille Rodríguez Báez. Nada en su físico indica una pérdida. A diferencia de otras personas cuya historia relatamos en esta plataforma, ella anda sin bastón, sin prótesis, sin heridas visibles.

leer más
Historia Bárbara Bell Cortés

Historia Bárbara Bell Cortés

Bárbara Bell Cortés estaba cumpliendo con su turno de trabajo en la Policía cuando su mundo se detuvo durante cinco días. Al despertar de un coma inducido, en la cama del hospital, su cuerpo estaba incompleto. “Abro los ojos y lo que veo es un montón de máquinas, chupones, mangas.

leer más